Anuncio

El último estudio del perfil de los titulados en las universidades públicas de Castilla y León, realizado por el Grupo de Investigación en Dirección de Empresas de la Universidad de León, refleja el aumento de mujeres con interés por montar un negocio y constata la necesidad de acciones formativas para el fomento del emprendimiento.

La mitad de los universitarios se plantea montar su propio negocio después de titularse, y también el 50% de los egresados en alguna de las cuatro universidades públicas de Castilla y León durante los tres últimos años se encuentra ya empleado por cuenta ajena, mientras que un 24% de los alumnos restan- tes sigue estudiando o buscando empleo y tan solo un 2% de ellos ha emprendido y trabaja por cuenta propia. Son datos recogidos en el ‘Estudio del perfil profesional de los egresados en las universidades públicas de Castilla y León y análisis de su intención emprendedora 2019’ que ha elaborado por segundo año consecutivo el Grupo de Investigación en Dirección de Empresas (Gide) de Unileon, bajo la coordinación del profesor Mariano Nieto y con el patrocinio de la Oficina del Egresado Emprendedor, entidad creada por iniciativa de Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (SECOT) y de la Junta de Castilla y León.

Este trabajo fue presentado recientemente en la Universidad de León y en él se recogen datos obtenidos a través de una encuesta realizada durante los meses de febrero a abril entre 563 egresados de Castilla y León, de los cuales 106 procedían de Unileon y siendo la mayoría titulados en los tres últimos años.

La principal conclusión de dicho estudio establece que la mitad de los universitarios se plantea montar su propio negocio después de titularse, pero sólo un 2% se decide a hacerlo y lo consigue. Entre estos últimos, siete de cada diez son mujeres. Un aspecto reseñable en cuanto a la valoración del emprendimiento entre los universitarios es el hecho de que casi la mitad de los encuestados se lo ha planteado, sin embargo, solo un 28% ha recibido formación específica para ello.

Los egresados potencialmente emprendedores consideran que las principales barreras que dificultan emprender son la dificultad para conseguir subvenciones que les permitan poner en marcha su negocio (33%); el difícil acceso al asesoramiento durante las primeras etapas de la puesta en marcha del negocio (31%); la carencia de formación especializada en emprendimiento (19%) y la dificultad para encontrar financiación (15%). Finalmente, llama la atención que el porcentaje de mujeres que emprende un negocio ha experimentado un notable incremento desde el anterior estudio, y ha pasado de un 53% en 2018 al 69% en 2019.

Charla Fomento Emprendimiento
Mariano Nieto Antolín, Ana Isabel García Pérez, Antonio Catalán Diaz y Juan Francisco García Marín durante la charla.

Durante la presentación del estudio también se dio a conocer la memoria de la Oficina del Egresado Emprendedor de la Universidad de León, en la que empresarios que han culminado ya su trayectoria laboral asesoran a futuros emprendedores o a empresas que estén iniciando su actividad.
Durante el pasado curso, esta oficina prestó apoyo a 27 universitarios que acudieron con sus proyectos de negocio y más de 2200 participaron en los más de 60 actos organizados o participados por Secot como el León Business Talent.

Estos datos muestran la gran labor por el fomento del emprendimiento entre los universitarios, tarea que se complementa con los contratos y los convenios de prácticas en empresas que impulsa la institución académica a la hora de facilitar la inserción laboral de sus egresados.

Acceso a la prática profesional desde la universidad

El Centro de Orientación e Información de Empleo (COIE) de la universidad ha facilitado el acceso a la práctica profesional a cerca de mil estudiantes durante el último año.

Las llamadas prácticas extracurriculares, que constituyen un acercamiento al ejercicio profesional, se ofertan desde la Oficina del COIE (Centro de Orientación e Información de Empleo) de Unileon donde cada año gestionan los ‘destinos’ de cerca de mil estudiantes gracias a los acuerdos de colaboración que la Universidad de León mantiene con 2012 entidades de ámbito na-cional e internacional.

Cada día estudiantes de todas las ramas y saberes cruzan la puerta del COIE, que funciona desde 1983, con el reto de encontrar su hueco en prácticas profesionales. Allí, conocerán la posibilidad de hacer prácticas en empresas, instituciones y organizaciones en España y en países como Reino Unido, Alemania, México, Italia, EEUU, y Francia.

El COIE sirve de nexo de unión entre las empresas y los estudiantes universitarios con el fin de facilitarles la inserción laboral, supervisa la bolsa de empleo on-line de la Universidad de León y gestiona las prácticas extracurriculares. Los universitarios que quieran acceder a las prácticas extracurriculares han de tener superados el 50% de los créditos ECTS de su plan de estudios.

Prácticas donde aplicar el saber

La Universidad de León gestiona y mantiene colaboración con empresas e instituciones tanto nacionales como extranjeras para el desarrollo de las prácticas externas curriculares que realizan los estudiantes de los últimos cursos de Grado y de Master. Estas prácticas están incluidas en los planes de estudio como materias y asignaturas, y son organizadas y gestionadas por cada una de las facultades y escuelas.

El objetivo de estas prácticas estriba en completar la formación universitaria del estudiante proporcionándole una primera experiencia práctica de trabajo durante un periodo limitado de tiempo. Un hecho que incrementa la formación integral del alumno mediante la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos en la facultad, y también le facilita la oportunidad de incorporarse al mundo profesional ya que en ocasiones constituye un interesante mecanismo de inserción laboral, puesto que muchos de los alumnos, al terminar su período de prácticas, continúan su vinculación con la empresa con un contrato laboral.

Casos de éxito en las I Jornadas de Emprendimiento

El conocido empresario hotelero Antonio Catalán Díaz impartió en noviembre en la Universidad de León la conferencia ‘El caso de AC Hotels by Marriott’, en la que realizó un detenido repaso de su trayectoria profesional, con el objetivo de facilitar ideas y resolver dudas a los participantes en las primeras jornadas de emprendimiento organizadas por el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo.

Su intervención vino precedida por una interesante ponencia de Daniel Sánchez Piña, Socio Director de Windup School, que habló sobre ‘Cómo preparar una ronda de inversión businees angels y capital riesgo’, en la que aconsejó a los alumnos las mejores vías para conseguir financiación para posibles proyectos empresariales.

Antonio Catalán, que estuvo acompañado en la mesa por el Rector Juan Francisco García Marín, la Vicerrectora de Estudiantes, Ana Isabel García Pérez y el profesor Mariano Nieto Antolín, explicó cómo su primera experiencia tras titularse en Comercio en la Universidad de Navarra consistió en ayudar a su padre en la gestión de una gasolinera. Poco después, con los tres millones de pesetas (18.000 euros) que consiguió reunir tras su boda, el empresario abrió su primer hotel, el Ciudad de Pamplona, sobre el que constituyó la cadena hotelera nacional e internacional NH Hoteles.

Las discrepancias con la administración del grupo le llevaron a abandonar NH en el año 1997, momento en el que vendió sus participaciones por un total de unos 70 millones de euros, capital con el que inició un nuevo proyecto llamado ‘Hoteles AC’. Catalán refirió como el siguiente paso fue el acuerdo con Marriot, cadena internacional a la que vendió en 2011 un 50% de las acciones para dar lugar a la nueva marca ‘AC by Marriot’.

El empresario afirmó que “en casi todos los negocios la tecnología punta es el sentido común”, y recomendó a los jóvenes que aprendieran inglés, ya que en su opinión “quien es capaz de hablar correctamente el inglés tiene muchas más posibilidades de encontrar trabajo”. Catalán animó a los emprendedores a ser valientes y arriesgar, porque solamente de esa manera “acudiendo a la estación una y otra vez, es posible acabar cogiendo el tren bueno”.

Entre los consejos que ofreció a preguntas de los estudiantes, Ca- talán explicó que en sus hoteles valora la especialización y las personas que han empezado desde abajo y han sido capaces de irse formando para alcanzar nuevas responsabilidades. También explicó que siempre ha procurado bus- car la implicación de los trabajado- res y que se encuentren a gusto en sus empleos, porque para él la satisfacción de sus empleados y de los clientes es lo más importante para alcanzar el éxito.