Anuncio


El grupo de investigación Didáctica, Innovación y Calidad en el que participan Sheila García-Martín e Isabel Cantón-Mayo trata un tema muy actual, como es qué efectos tiene en el rendimiento escolar la digitalización educativa.

A medida que la sociedad se ha ido digitalizando, las tecnologías se han integrado en todos los ámbitos, adquiriendo especial importancia y repercusión en el ámbito escolar. Hoy las aulas no se conciben sin tabletas y ordenadores que incluso han sustituido a los libros de texto. Ello se traduce en la demanda de docentes y de alumnos digitalmente competentes lo que impone la necesidad de enfoques diversos cuando se trata de integrar las tecnologías en el proceso de enseñar y aprender. En los últimos años, las mejoras y las innovaciones en la educación se han venido relacionando con el uso de las tecnologías, pero, ¿cómo afecta este uso al rendimiento académico de los estudiantes?

Para tratar de responder a esta cuestión, el grupo de plantea como objetivo de su investigación; analizar el uso de cinco tecnologías digitales por parte de los alumnos y de los docentes de Educación Secundaria Obligatoria para conocer el impacto de dicho uso en el rendimiento académico de los estudiantes. Para saberlo con datos, encuestan a 1488 alumnos y a 118 docentes de nueve centros educativos ubicados en las provincias de León y de Zamora.

Los resultados obtenidos mostraron que tanto los estudiantes de entre 12 y 18 años, como los docentes, conocían y utilizaban suficientemente todas las herramientas analizadas. En esta línea, nueve de cada diez alumnos realizaban búsquedas en internet, visualizaban y/o compartían archivos de audio y video, consultaban información en wikis y utilizaban aplicaciones de mensajería instantánea. Por su parte, prácticamente la totalidad de los docentes conocía y hacía un uso habitual de motores de búsqueda y utilizaba en menor medida, el resto de herramientas. Tomando en consideración las características funcionales de cada una de estas herramientas, trazamos un perfil del docente más como consumidor de contenidos digitales que como creador de los mismos. Por lo tanto, la dimensión conocimiento de las TIC citadas arrojó resultados altamente satisfactorios.

Respecto a los efectos positivos del uso de estas tecnologías sobre el rendimiento escolar de los estudiantes, se evidenció que ejercía una influencia positiva en Ciencias, Lengua Castellana e Inglés, y curiosamente, negativa en Matemáticas. En este sentido, los alumnos que usaban motores de búsqueda tenían un rendimiento significativamente superior en las tres primeras materias. Sin embargo, en Matemáticas los alumnos que no usaban ninguna de las herramientas digitales en el aula, excepto los podcasts, presentaban un mayor rendimiento, lo que parece llamativo.

En resumen, los resultados pusieron de manifiesto que el uso de la misma tecnología en el aprendizaje puede tener impacto positivo en unas áreas y negativo en otras. De manera que  los docentes deben seleccionar cuidadosamente las tecnologías adecuadas en función de las materias a impartir. Lo que nos lleva a destacar la figura del docente como elemento clave para determinar el éxito de la digitalización educativa. Si ellos ven y creen en las ventajas y en las posibilidades que proporciona la tecnología, y reciben la formación y el apoyo necesarios, las herramientas digitales podrán establecerse fácilmente en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. La concordancia con otras investigaciones sobre el tema es solo parcial, fundamentalmente en el aspecto de uso y frecuencia de TIC como impulsoras de la mejora del rendimiento académico.