Anuncio

El Vicerrectorado de Responsabilidad Social promueve desde 2017 acciones para hacer efectiva la igualdad de mujeres y hombres desde que se aprobara la creación de la Unidad para la Igualdad. Se trata de un órgano creado para favorecer políticas de igualdad en el seno de la institución académica, promover programas en favor de la equidad y la igualdad de oportunidades, y velar por la no discriminación por razón de sexo, objetivos todos ellos encaminados a conquistar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Además, como integrante de la Red de Unidades de Igualdad de las Universidades Españolas, Unileón trabaja desde hace tiempo en algunas de las líneas estratégicas establecidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado por el Congreso y el Senado en 2017, adoptando medidas y prácticas de actuación dirigidas a las comunidades universitarias y a su entorno. La puesta en marcha de dichas medidas conlleva un esfuerzo continuado de tolerancia cero frente a la violencia contra las mujeres.

Entre esas medidas inmediatas, la Unidad para la Igualdad de la Universidad de León presentó a la Dirección General de la Mujer de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León -a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género-, una serie cursos de formación específica en la materia para el personal de la comunidad universitaria que se celebraron a lo largo del año y en los que se contó con la colaboración de los Cuerpos de Fuerza y Seguridad del Estado, de la Subdelegación del Gobierno y de asociaciones y colectivos sociales de la ciudad que trabajan en la prevención y la lucha contra la violencia de género.

Otro ejemplo es la ‘Jornada de Igualdad de hombres y mujeres en el ámbito laboral’ que tuvo lugar en marzo en el Campus de Ponferrada y cuyos objetivos no son otros que sensibilizar a los participantes en la importancia de la igualdad de oportunidades, al tiempo que se trató de fomentar un comportamiento orientado a evitar la discriminación en el entorno laboral. Se trata, en suma, de sensibilizar a los colectivos profesionales que pueden actuar como ‘prescriptores’ en materia de incorporación de políticas de igualdad en empresas y organismos.